El mercado laboral asturiano demanda más titulados en FP

La región alcanza las cotas de contratación más altas de España en 20 especialidades

La FP es una solución a la demanda de empleo del mercadoEn un momento en el que el paro es la principal causa de preocupación de los españoles, en el que el sistema productivo es incapaz de emplear a casi 5 millones de trabajadores y en el que las expectativas de mejora se calculan a largo plazo, la educación parece la única salida y la Formación Profesional (FP), el mejor camino. Sin embargo, faltan alumnos para nutrir al mercado. España tiene 4,6 millones de titulados en FP y de cara al 2020 necesita 5,4 millones más. Así que el actual nivel de graduados al año, con un crecimiento medio del 6% es totalmente insuficiente.

¿Qué expectativas asume el Principado en esta política?

Los estudios demuestran que la oferta de plazas para formarse casi se cubre, pero que aún es muy escasa para satisfacer las necesidades de los empresarios y eso que en algunas especialidades Asturias lidera las contrataciones. Ese es el caso, por ejemplo, de técnico de obras de albañilería, especialistas en elaboración de productos lácteos, técnico de mantenimiento electromecánico de maquinaria o técnico de fabricación de productos farmacéuticos. Hasta 20 profesiones acreditadas con títulos de FP de Grado Medio tienen en Asturias su principal yacimiento de empleo.

Así lo recoge el Mapa de la oferta de Formación Profesional en España , encargado por el Ministerio de Educación y que es una hoja de ruta para readaptar la oferta. En resumen cree que se deben crear con urgencia, al menos, 200.000 plazas más en los centros de FP, con 2.000 para el sector primario, 12.000 para el manufacturero, 11.000 entre obra civil y electricidad y electrónica y otros 115.000 entre logística, comercio, informática y turismo.

¿Cuántas de estas plazas le correspondería al Principado?

El estudio deja ese aspecto en el aire. Asume que es necesario coordinar la oferta entre los gobiernos de las comunidades autónomas y ajustarla a cada sistema productivo. No concreta, por tanto, un tema candente.

Cualificación regional Uno de los indicadores más novedosos de este informe es el que pone en relación la oferta de plazas en los ciclos de FP por cada 1.000 asalariados en esa familia profesional en una comunidad. Es decir, cuántos asturianos estudian una titulación concreta por cada 1.000 trabajadores de esa profesión. Esto ayuda a prever si hay recambio para las plantillas. Asturias está por debajo de la media nacional en casi todas las especialidades, excepto en artes gráficas, imagen y sonido, madera y mueble, marítimo pesqueras, química y transporte y mantenimiento de vehículos. En disciplinas como comercio y márketing sólo hay cuatro alumnos por cada 1.000 trabajadores o siete, en industrias alimentarias. La especialidad que se imparte en Asturias con una mejor relación entre el mercado y la formación es informática y telecomunicación, con 203 alumnos por cada 1.000 profesionales empleados. En este caso, el informe del ministerio advierte de que se puede caer en la saturación si se sigue incrementando.

Hay otros factores que corregir. El estudio cree que es necesario equilibrar la proporción de estudiantes que una vez terminada la Secundaria optan por el Bachillerato o por FP para acercarla a estándares europeos. En Asturias, por ejemplo, el 29% se decanta por matricularse en un grado medio y el 71% prefiere Bachillerato. La media de la UE es de 58% en FP y 42% en Bachillerato. Del mismo modo insiste en impulsar los grados superiores frente a la Universidad. En la actualidad, en el Principado por cada dos alumnos que completan FP, ocho acceden a una titulación superior.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *